No estas conectado  


¿The Walking Dead se está muriendo? Analizamos la situación de la serie

The Walking Dead

¿Recordáis la segunda temporada de The Walking Dead? Queda muy lejana en el tiempo e incluso puede que nos cueste recordar con claridad lo que sucedió en ella. Sin embargo, esa es la temporada a la que tenemos que recurrir para encontrar unas valoraciones tan bajas en cada episodio como las de la octava temporada.

Hace tiempo que The Walking Dead no está pasando por su mejor momento y de momento la serie no está consiguiendo revertir esta situación, lo que da lugar a que se esté muriendo poco a poco. No solo hablamos de que las reviews de cada episodio están siendo las peores desde la segunda temporada, sino que cada semana que pasa no consigue mejorar sus números de audiencia, un problema que lleva acarreando desde la séptima temporada.

El primer episodio de la séptima temporada consiguió más de 17 millones de espectadores. Un récord para la serie comprensible teniendo en cuenta que la sexta temporada fue muy buena y que en este episodio descubriríamos quien fue la víctima de Negan, pero a partir de ahí la serie comenzó a perder seguidores poco a poco.

Esta temporada comenzó con unos 11 millones de espectadores, la cifra más baja para un inicio de temporada que veíamos desde la tercera temporada, tal y como han compartido desde el medio ScreenRant reciéntemente. The Walking Dead lleva ya más de un año con una tendencia a la baja y no están consiguiendo darle la vuelta a esta situación, por lo que es necesario valorar los diferentes elementos que nos han traído hasta aquí.

Esta serie apocalíptica siempre se ha caracterizado por ser una serie que avanza a un ritmo muy lento, pero con paso firme y gozando de buenas críticas y datos de audiencia. Al dedicarle mucho tiempo al desarrollo sus personajes principales, teníamos como resultado un grupo de protagonistas por el que nos preocupábamos y al que le deseábamos lo mejor. Combinando esto con situaciones peligrosas y conflictos entre supervivientes crearon una serie que nos consiguió mantener enganchados durante mucho tiempo.

El principal problema de estas dos últimas temporadas consiste en que la serie se ha hecho muchísimo más grande y esta fórmula ya no funciona de la misma forma. Ahora mismo resulta difícil abarcar todo lo que está sucediendo en la serie. Ya lo adelantó Jesús en la sexta temporada: “Vuestro mundo está a punto de hacerse mucho más grande”.

El problema de hacerse más grande

Que una serie sea cada vez más grande no tiene por qué ser un problema, el problema está en que no han sabido adaptar la serie a un universo mucho más grande para seguir manteniendo el interés general del público. Aunque los fans más fieles de The Walking Dead siguen viendo la serie y continúan disfrutándola, aquellos que no están tan apegados han perdido el interés y como resultado la han abandonado.

En la séptima temporada dedicaron ocho episodios para descubrir cómo las distintas sociedades se dieron cuenta de que tenían que rebelarse contra Negan y otros ocho episodios para que se rebelaran. Durante nuestra review la calificamos como una temporada de transición donde pasaban mucho tiempo presentando personajes, situaciones y demás elementos antes del gran conflicto que estaba por venir. Por desgracia, el conflicto no está siendo tan grande y atractivo como nos esperábamos.

Esto resulta especialmente sorprendente. Tenemos al mejor villano de la serie y han decidido darlo todo con esta guerra. Estamos viendo continuamente tiroteos, caminantes, explosiones y muchas cosas que nos han resultado especialmente atractivas otras temporadas, pero ya no. Contamos con demasiados personajes, combinamos una trama que sigue avanzando de una forma lenta, y cada vez teniendo más en cuenta que vamos saltando entre distintas situaciones que nos dejan con ganas de más continuamente.

De una temporada a otra pasamos de seguir, conocer y preocuparnos por todos los componentes del grupo de Rick, a ver un mundo compuesto por distintas comunidades como: Alexandria, Hilltop, El Reino, Los Salvadores y muchos más. Inmersos en muchas tramas individuales que están sucediendo al mismo tiempo y que no consiguen captar nuestra atención dentro de un conflicto mucho más grande que avanza muy despacio.

Se está muriendo, pero aún sigue muy viva

La serie pierde audiencia con cada episodio que pasa, pero aún cuenta con unos datos positivos. Los productores siguen con la intención de que la serie siga en antena durante muchos años más, pero para ello necesitan urgentemente darle un vuelco a la situación lo antes posible. Para ser la temporada más grande hasta ahora, resulta difícil de creer que no estén consiguiendo captar la atención de la gente, pero aún están a tiempo de cambiar esta situación.

Os invitamos a que compartáis vuestra opinión con nosotros y cómo veis la situación actual de la serie. The Walking Dead no pasa por su mejor momento desde la séptima temporada, pero aún queda mucha temporada por delante para conseguir enganchar al público que ha ido perdiendo, pero a pesar de ellos sigue encontrándose en una situación bastante comprometida y queremos que la serie siga viva durante más tiempo.

About the Author

Pedro Rodríguez

Estudiante de Contabilidad y Finanzas. Me encantan los videojuegos, veo muchas series y a veces soy gracioso.

Be the first to comment on "¿The Walking Dead se está muriendo? Analizamos la situación de la serie"

Deja un comentario.