No estas conectado  


Por qué San Junípero es puro Black Mirror sin llegar a parecerlo

Ocurre que el pasado viernes 21 de octubre, se estrenó la tercera temporada de la serie británica Black Mirror en la plataforma Netflix en nuestro país y en todo el mundo. Después de un año de aventuras y desventuras contra su propia camada de fans, quienes desaciertan el litigio de la inmigración parcial de la serie al cruzar el charco hasta Estados Unidos, Black Mirror se convirtió en sólo un día, en Trending Topic mundial, durante casi 24 horas seguidas.

Se puede decir pronto, pero es innegable que la americanización de la contienda de Charlie Brooker, el guionista de la serie, fue un éxito, y sigue siéndolo. La parte más agria se la llevan aquellos que, acostumbrados a una incesante ida y venida de odas irónicas, sarcásticas, turbias y posesivas que plasma en sus dos primeras temporadas, se dieron de bruces al encontrarse un atisbo de positividad en los finales de este tercer round tecnológico.

Desde la redacción de La Cocina del Infierno han habido debates de todo tipo, pero todos estamos de acuerdo en que, sin esa amerizanización, muchos de los pequeños detalles que tienen detrás esta tercera temporada, estarían a otro nivel que no podía permitirse la anterior productora. El padre sigue siendo el mismo, y eso implica que sigue llevando sus genes.

Si sois aquellos de los que os gusta Black Mirror pero aún no habéis visto el capítulo 4 de la tercera temporada, llamado “San Junípero”, aún estáis a tiempo de verlo y volver a consultar el artículo. Mientras tanto, os avisamos de que la cantidad de spoilers que habrá aquí no será ni medio normal, y los desvaríos que se comentarán no lo serán tampoco.

san-junipero-articulo-3-la-cocina-del-infierno

Si comenzamos por recabar lo evidente del capítulo, vemos una auténtica ciudad, un sábado por la noche en 1987. Yorkie, una chica tímida que experimenta su primera noche de discoteca, conoce a Kelly, una joven que le desprende lo necesario como para comenzar una relación turbulenta, semana tras semana, en el mismo bar de San Junípero, la ciudad en cuestión. Entre los vaivenes de la incesante música del Tucker’s, Yorkie y Kelly consiguen enamorarse en lo que finalmente no es más que un mundo ficticio creado por un subalterno software, que sirve como un “Cielo” asistido, donde siempre “da al mar, que es el morir” – tal y como diría Jorge Manrique-.

A todos nos consuela que el final del capítulo es lo suficientemente feliz como para hacernos dormir del tirón toda la noche, viendo a Yorkie, con un miedo más que superado al conducir -arrebatado a sus 21 por un accidente de tráfico-, con una banda sonora realmente explícita para describir “el cielo en la Tierra” y acompañada de su fiel copilota Kelly. Pero la duda comienza cuando pensamos: ¿realmente estamos ante un final feliz? El capítulo deja demasiadas incógnitas abiertas como para dar por sentado que el final es lo que realmente vemos. No es la primera vez que Black Mirror nos sorprende con metáforas de este tipo, y viendo el carácter inusual que toman las personas en sus capítulos, no se duda en plantearse muchas cuestiones.

A nadie ha dejado indiferente este capítulo, no sabemos si es por tocar un tema tan tabú como la muerte -cosa que ocurre también en uno de los capítulos mejor valorados, “Be Right Back“-, o por que la sensación que nos da es que parece que hay algo más en lo que vemos. Empecemos desde Reddit, el famoso foro, que ha recabado demasiadas teorías de fans respecto a lo que sucede en el capítulo. En todas se coincide en una cosa: el final de “San Junípero” no es feliz. Después de desfogar nuestras lágrimas entre las notas de Belinda Carlisle, inflaremos nuestros mofletes para responder fervientemente un “¡SÍ QUE ES FELIZ!. Pero, ¿y si no?

san-junipero-articulo-2-la-cocina-del-infierno

La teoría más extendida ahora mismo no es más que decir que Kelly no llegó a hacer el traslado total a San Junípero después de su muerte. Nunca se llega a ver, tras hacer la eutanasia, que Kelly lleve puesto el pequeño clip que hace estar dentro de San Junípero, si bien esto tiene un 50% de posibilidades de ser real, puesto que sólo se le enfoca un lado de su sien. Además, no se sabe si realmente fue incinerada, tras la gran escena enfocando su tumba y su ataúd bajando, no sabemos si lo que baja es su cuerpo o las cenizas de ella, aunque en esto estamos en duda, porque perfectamente podría ser su cuerpo, dotándolo de poder hacer el traslado a San Junípero. ¿Qué hace entonces Kelly en San Junípero si efectivamente no hizo el traslado? Al fin y al cabo, el software crea y destruye todo lo que el “soñador” -cual Inception-, quiere. Vemos en varias escenas que Yorkie cambia de ropa delante de un espejo a la velocidad del rayo, al igual que cuando se pone su vestido de novia, algo que indica que el sistema está a favor de lo que desee el usuario. Kelly no quería abandonar a su marido y a su hija, y menos vivir en un mundo imperecedero que ellos no tuvieron la oportunidad de probar -al menos uno de ellos de forma explícita-, y lo que chirría del final de San Junípero, es que este cambio de parecer suceda tan rápido. Esto es algo que comentaremos más adelante.

En el caso de que la Kelly que vemos en el final del episodio no es más que una ilusión, la “vida” de Yorkie sería tal y como ella querría, con quien ella querría y donde ella querría. Pero, ¿tiene sentido que realmente sea Kelly una ilusión? Iremos desbancando esta teoría, que tiene sentido en cierta manera, pero hemos descubierto demasiados frentes abiertos:

El Quagmire

El Quagmire es uno de los lugares donde las personas que habitan San Junípero van a pasar el rato. Tras nombrarse varias veces en el episodio, siempre salvando las distancias con un club normal, Yorkie decide ir a buscar a Kelly allí. Es donde se encuentra la realidad de ser un “full-timer” o más bien una persona que está en San Junípero de forma permanente. Se van allí a sentir, donde ninguna norma social tiene sentido entre esas cuatro paredes, donde ponen sus sensores de sensibilidad al 100% para poder sentirse vivos en un recipiente que está más que podrido. La metáfora del “seguir queriendo vivir muriendo” está legítimamente puesta en el Quagmire.

san-junipero-articulo-1-la-cocina-del-infierno

Pero, si realmente el usuario de San Junípero puede desconectarse, o hacer sus cosas a merced de sus gustos, ¿por qué tienen la necesidad de tener un sitio explícito para pegarse o drogarse con sustancias que al fin y al cabo no hacen nada -tal y como sucede con el cigarro de Kelly en una escena-? No tiene sentido que, existiendo el Quagmire, el usuario SanJuniperense pueda hacer todo a su parecer, lo que estima que hay un protocolo dentro del sistema, y que por lo tanto Yorkie no sería capaz de poner un alterego de Kelly a su merced, ya que si no, muchos de los habitantes replicarían personas de su vida real en San Junípero. Es una forma de desbancar la teoría más extendida, pero realmente no sabemos dónde posicionarnos respecto a ella, porque hay otros factores que conducen a anclar más aún la teoría dicha.

El chico friki

Durante todo el capítulo vemos otro personaje recurrente, aparte del amante masculino de Kelly, llamado Wes, aparece un chico con aires de nerd, con quien está jugando Kelly cuando Yorkie la encuentra en el 2002. Aparte, también lo vimos presentándole las recreativas a Yorkie tanto en 1987 como en 1996. ¿Quién es este personaje? No hemos encontrado nada al respecto, y las teorías lo excluyen totalmente, pero parece que esta persona sabe algo más. Durante los primeros momentos del capítulo, le dice a Yorkie que uno de los juegos que está en el Tucker’s es de los primeros que utilizó los múltiples finales. ¿Qué significa? Que en función de las elecciones que hayas escogido mientras juegas, puedes tener un final u otro.

san-junipero-articulo-7-la-cocina-del-infierno

Las teorías que nombramos suelen tener esta declaración como un mensaje al espectador, para comentarnos que hay 2 tipos de finales: uno el que sucede inmediatamente antes de los primeros créditos y otro el que sucede inmediatamente después. ¿Pero qué pasaría si es un mensaje para Yorkie? Dentro de San Junípero deben de ocurrir multitud de cosas, pero nunca vemos presencia policial, algo que Black Mirror normalmente suele impulsar, ¿sería este chico una persona correspondiente del sistema para supervisar a los habitantes? Os dejamos que lo penséis.

¿Y si estamos equivocados temporalmente?

Todos nos acordamos del momento pelea entre Kelly y Yorkie, justo cuando la última hace su traspaso a San Junípero. Kelly confiesa por qué no quiere quedarse permanentemente allí, y tacha de egoísta a Yorkie por insistirle en que se quede. Tras momentos de varios desvaríos dramáticos, Kelly desaparece, casi pidiéndole perdón a Yorkie justo al dar las 00:00. Posteriormente, lo que nos da a entender el capítulo es que poco después de que esto ocurra, en la vida real, Kelly muere. ¿Y si no ha pasado tan poco tiempo? 

Kelly tiene acceso una vez por semana, las noches del sábado, a San Junípero, y está en la fase de prueba del software hasta que decida hacerse permanente- si es que quiere-, pero en ningún momento se nos muestra si volvió o no a San Junípero a visitar a Yorkie. Perfectamente podría haber pasado tiempo -de hecho, es lo que parece-, entre que ocurre lo último que vemos y la escena final. ¿Y si al final Yorkie y Kelly sí estuvieron hechas la una para la otra?

san-junipero-articulo-6-la-cocina-del-infierno

En cualquier caso, ponemos en duda siempre que las teorías del final trágico sean ciertas, pero también las ponemos encima de la mesa, puesto que pueden ser válidas. ¿Qué se pretende con esto? Nos damos cuenta de que Black Mirror lo ha vuelto a hacer. El hecho de que invalidemos teorías o las apoyemos o nos implique un dilema moral hace que la esencia de la propia serie tenga sentido.

Hay que tener una cosa bien clara, Black Mirror no habla sobre tecnología como protagonista, habla de personas y la tecnología es una simple herramienta más para hacer sus vidas. Y a veces las personas tienen herramientas que les hacen ser malvadas o víctimas, pero otras veces nos hacen ser exactamente eso, personas. Una vez más, Black Mirror nos pone contras las cuerdas, y esta vez de la manera que menos esperábamos, siendo felices.

About the Author

Laura Trujillo

Psicología y videojuegos a partes iguales. Buffy, cazavampiros me cambió la vida. Me gustan los gatos, mucho.

2 Comments on "Por qué San Junípero es puro Black Mirror sin llegar a parecerlo"

  1. Muy interesante, indeed, lo de la figura del nerd. Yo creo que la falta de explicación al cambio de Kelly viene determinado más por una cuestión de tiempo de producción que por una teoría. Supongo que tienen marcados los tiempos de cada capítulo y no pueden salirse mucho de ahí. No me explico por qué darle tanta duración al último, me pregunto si es porque sale Kelly MacDonald.

    En efecto, concuerdo con la tristeza inherente del episodio. Es un paraíso vacío al final, que coquetea inevitablemente con el dilema de la eternidad. Y si no, que se lo digan a Lost Odyssey.

    1+

    Usuarios que han dado like a este comentario:

    • avatar
    • Lo del último capítulo de la tercera temporada ya es nefasto. Una hora y media para morir, directamente, de aburrimiento. La cosa es que San Junipero va a dar para mucho.

      Gracias!!

      2+

      Usuarios que han dado like a este comentario:

      • avatar

Deja un comentario.