No estas conectado  


Crítica de la séptima temporada de Juego de Tronos

La séptima temporada de Juego de Tronos ha llegado a su fin y con ello ha llegado el momento de valorar en profundidad todo lo que nos ha aportado la penúltima temporada de la serie, que ha tenido una duración más corta de lo normal, pero aún así nos ha dejado muchos momentos para recordar.

Juego de Tronos es una de las series más famosas y seguidas de la actualidad, por lo que en esta reseña nos permitiremos el lujo de hacer toda clase de spoilers y valoraciones sobre la trama de esta temporada y la serie en general, poniendo especial énfasis en el final apoteósico que hemos vivido.

Antes de entrar de lleno en el final, es necesario que hagamos un pequeño resumen de algunos de los acontecimientos más importantes que hemos vivido durante la temporada antes de llegar hasta el final. Como es habitual en Juego de Tronos, empezamos la temporada con muy buen pie, recordando dónde se encontraba cada personaje al finalizar la anterior temporada y situándolos en un nuevo contexto para abrir nuevas tramas que marquen los objetivos del personaje durante la temporada.

HBO España Juego de Tronos

Tras un primer capítulo introductorio, la serie se puso en marcha inmediatamente y vimos cómo la guerra por Poniente comenzaba. Esto es algo que debemos valorar muy positivamente, ya que es uno de los temas más desarrollados del principio de esta temporada y se va construyendo poco a poco. Al final de la sexta temporada Daenerys Targaryen ya había ganado la guerra antes de que comenzara.

A nuestros ojos solo esperábamos ver cuándo y dónde se produciría su victoria. Sin embargo, unos capítulos más tarde la historia dio un giro radical y Cersei y Jamie Lannister no nos decepcionaron y cada capítulo que pasaba estaban más cerca de ganar, hasta que al final la balanza consiguió estabilizarse un poco.

Esta temporada hemos vivido grandes batallas. Desde la estrategia de usar como señuelo Roca Casterly y la conquista de Alto Jardín, donde nos despedimos de Olenna Tyrell para siempre, hasta la batalla entre dothrakis y los Lannister. Donde no podemos pasar por alto a Euron.

A pesar de que la guerra ha sido muy interesante de ver, el verdadero enemigo espera al norte del muro y la expedición fue dirigida por Jon Nieve, que fue otro de los episodios que guardaremos para siempre. Fue donde vimos que los dragones pueden morir y ser derrotados, y que los caminantes blancos no serán fáciles de derrotar.

Duración

Normalmente dejaríamos este punto para más adelante, pero el principal problema de esta temporada ha sido su duración. Hemos pasado de diez episodios a tener solamente siete y se ha notado mucho. Hablamos de la temporada en la que han sucedido más cosas y posiblemente algunas de las más importantes, pero aún así ha sido la más corta hasta ahora. Esto ha repercutido de una forma negativa, ya que hemos saltado continuamente por todo Poniente de acontecimiento en acontecimiento y han puesto poco énfasis en algunos elementos que deberían tener más importancia o relevancia en la trama.

Podemos justificar esta decisión si tenemos en cuenta que han invertido muchísimo dinero en las batallas y en los efectos especiales de esta temporada y aunque han conseguido que todo esto sea visualmente espectacular, hemos perdido partes de desarrollo importantes y por consiguiente la serie ha sido menos fluida, hemos perdido transiciones entre escenas y si un personaje tiene que cruzar medio continente en cinco minutos, lo hace. El dinero es el límite para todo. Como dato curioso podemos confirmar que Fantasma, el huargo de Jon Nieve no ha aparecido esta temporada porque no había presupuesto para él, pero supuestamente está en Invernalia.

El ejemplo más claro de esto son los dos últimos episodios. En ambos han pasado demasiadas cosas y podríamos haberlas disfrutado mucho más si se hubieran tomado más tiempo para contarlas bien. Sólo tenemos que ver un mapa de Poniente y ver el recorrido que han hecho estos personajes en sólo dos episodios.

Si hubiésemos contado con una estructura de diez episodios como hasta ahora, no nos queda ninguna duda de que la serie se hubiese beneficiado mucho a la hora de contar la historia, situar a los personajes e incluso contar con pequeñas conversaciones de relleno que nos dejasen claro qué pasa con ciertos personajes sin que nos lo tengamos que imaginar.

Juego de Tronos España

El ejemplo más claro está en el hecho de que  Jon y su grupo viajaron más allá del muro y volvieron en el mismo episodio, mientras que Daenerys fue desde Roca Dragon hasta ellos; y, después de esto, pasamos directamente de Jon Nieve recuperándose en una cama a una reunión entre todos los reyes de Poniente en el siguiente capítulo.

No es algo realmente grave, pero sí que es cierto que el hecho de querer avanzar más rápido ha hecho que perdamos por el camino muchas cosas y, sobre todo, con tan poco tiempo nos hemos centrado más en los personajes importantes y dejado al resto en un segundo plano.

Temporada de encuentros y reencuentros

Esta sin duda quedará como la temporada de los reencuentros y los primeros encuentros. Hemos visto óomo personajes que no se veían desde la primera temporada han vuelto a encontrarse después de todo este tiempo y aparte, nos hemos podido emocionar por ver a personajes juntos por primera vez.

Obviamente tenemos que hablar en primer lugar de los Starks. Todos los Starks vivos en la serie se han reunido en Invernalia, su hogar. Aunque ya no son los personajes de la primera temporada y les ha costado volver a tener confianza entre ellos, sobre todo con Arya y Sansa, hemos visto el final que queríamos ver. Los Starks están en casa y están unidos.

Meñique era uno de los motores que movía el juego de tronos. Lord Petyr Baelish fue quien inició todos los acontecimientos de la serie y durante todo este tiempo siempre ha estado manipulando a su antojo para crecer en poder. Aunque a muchos nos engañaron, las hermanas Stark por fin han puesto fin a su vida y ahora estamos seguros de que tendremos un norte completamente unido cuando lleguen los Caminantes Blancos.

Hemos vuelto a ver a Gendry, uno de los hijos bastardos del Rey Robert, y a Pastel Caliente. Hemos visto personajes juntos por primera vez, sobre todo en la reunión de último episodio; y hemos contado con algunos momentos muy interesantes como la conversación entre Jon y Jorah Mormont acerca de Garra o cuando Brianne y El Perro hablaron sobre Arya. Son pequeñas cosas que queríamos ver y hemos visto.

Por lo general se han tratado de encuentros bien construidos pero poco desarrollados, pero salvo varios ejemplos muy concretos como Tyrion y Jon, el resto de estos reencuentros se han basado en un saludo, en recordar que se conocían y lo hemos dejado ahí, ya que no ha habido tiempo para profundizar más allá en la serie.

Juego de Tronos 7x07

Dejando de lado todos estos personajes importantes, esta temporada Tyrion y Jon han vuelto a encontrarse y esto trajo consigo el hecho de que Jon y Daenerys se conocieran, su relación ha sido uno de los puntos más importantes de esta temporada. Ha habido mucha química entre ellos y desde la serie han puesto especial ímpetu en explicarnos su desarrollo entre dos personajes que desconfían el uno del otro hasta que han acabado enamorándose. Ha sido un romance bien construido que no nos ha decepcionado.

El final que queríamos ver

Aunque muchos se han quejado, y con razón, del fan service o del hecho de que esta temporada haya sido más predecible que el resto, lo cierto es que este final nos ha dado todo lo que queríamos ver. No sólo hablamos de la relación entre Daenerys y Jon, sino de acontecimientos que queríamos ver desde que comenzó la serie como el ejército de muertos atravesando el muro.

Por fin sabemos quién es Jon Nieve en realidad. Durante la última temporada confirmamos, gracias a Bran Stark, quiénes eran sus padres. Tras estar callado este temporada, a pesar de saberlo absolutamente TODO, gracias a su conversación con Samwell Turly podemos confirmar que Jon tiene poco de bastardo y de hecho, también tiene poco de Jon, ya que su verdadero nombre es Aegon Targaryen. Habrá que ver cómo desencadenan estos eventos ya que Aegon Targaryen es el heredero legítimo al Trono de Hierro y tendremos que ver qué pasa una vez todos sepan la verdad, sobre todo Daenerys. Tal y como ha dicho Bran: Jon tiene que saberlo.

Aparte de esto, en el otro bando, Jamie ha abandonado a Cersei para cumplir su palabra de viajar al norte para luchar contra los caminantes. Sabemos que el honor significa mucho más para Jamie que para su hermana, que no nos ha decepcionado y no va a dejar de lado sus planes para seguir en el Trono de Hierro. Desde hacía tiempo sabíamos que Jamie era una buena persona y no sabíamos por qué estaba del lado de su hermana. Por fin ha entrado en razón.

Juego de Tronos Rey de la noche viserion

Pero lo verdaderamente importante ha sido la escena final. La caminantes Blancos siempre fueron el verdadero enemigo, ellos fueron lo primero que vimos en la serie y hasta ahora nos preguntábamos cómo cruzarían el muro, y desde luego no nos ha decepcionado.

El Rey de la noche a lomos de Viserion destruyó la parte más oriental del muro y los caminantes la han cruzado. Nos imaginamos que el Rey de la noche tendría otros planes para cruzar el muro y que contar con un dragón en sus filas ha hecho que acelere sus planes y que ataque de una forma mucho más directa y agresiva. Este ha sido un final de temporada muy oscuro dejando claro el mal que se acerca desde el norte.

Conclusiones

Juego de Tronos sigue siendo una serie de calidad muy entretenida y con la que podemos disfrutar viéndola, pero eso no implica que el rumbo que ha tomado la serie en esta temporada sea el mejor que podía haber elegido. Hay cosas que se podrían haber hecho de otra forma y cosas que se podrían haber desarrollado más y explicado mejor, pero aún así sigue siendo Juego de Tronos, y eso son palabras mayores.

Podemos ver esta temporada como un festival del fan service o como la temporada en la que ocurrieron todas esas cosas que tenían que ocurrir y que queríamos ver desde el principio de la serie. Aun así para la gran mayoría de los fans de la serie, Juego de Tronos no decepciona y siempre cumple con las expectativas.

Es demasiado curioso ver cómo han decidido que el final de la serie conste de tan sólo 13 capítulos. Esta se trata de una de las series más famosas de la actualidad y normalmente cuando una serie es muy seguida se alarga para aprovechar y conseguir el máximo beneficio. A estas alturas podrían alargar la serie todo lo que quisieran y seguiríamos viéndola, por lo que su decisión de hacer la serie más corta se entiende en el plano económico, pero no ha sido buena a la hora de contar la historia en profundidad.

A pesar de que se trata de Juego de Tronos, la serie no cuenta con dinero ilimitado para llevar a cabo todo lo que les gustaría hacer. La próxima temporada sólo contará con seis episodios, pero esperamos que se traten de episodios más largos y que no nos dejen con tantas ganas de más como esta temporada, o puntos en la trama que no han sido tan explicados como deberían.

upPros 5MByjContras
* Juego de Tronos sigue sin perder su esencia. * Temporada demasiado corta.
* Nos han dado el final épico que queríamos ver. * Algunos personajes y situaciones debieron de haberse desarrollado más.
* Las batallas que se han producido esta temporada. * Demasiadas preguntas sin respuesta.

También te puede interesar...

Analizamos los momentos más importantes del 7×03 de Juego de Tronos Os traemos nuestro análisis a fondo de todo lo que trajo el tercer episodio de la séptima temporada de la súper popular Juego de Tronos.

Sobre el autor

Pedro Rodríguez
Estudiante de Contabilidad y Finanzas. Me encantan los videojuegos, veo muchas series y a veces soy gracioso.

Se el primero en comentar en "Crítica de la séptima temporada de Juego de Tronos"

Deja un comentario.