No estas conectado  


Las 28 mejores parejas de la historia de la televisión

Madre

Ha llegado San Valentín y es la hora de celebrar el amor; pero nosotros somos seriéfilos, a nosotros no nos importan el resto de personas del mundo, nos importan todos esos personajes imaginarios, con los que hemos pasado tanto tiempo mientras veíamos nuestras series favoritas. Pensando que si su relación no funcionaba, todo lo que sabías sobre el amor era una mentira y jamás encontrarías a nadie.

Y para celebrar este día universal del amor, hemos decidido recapitular las 28 mejores parejas de la historia de la televisión, una por cada día de este mes. Antes de empezar, quizá deberíamos explicar algunos de los términos que los fans del romance en series de televisión solemos usar. Por ejemplo, shipear, que es simplemente querer que los personajes tengan una relación romántica entre ellos, o el término OTP, procedente del inglés “One True Pair“, que significa literalmente, “La pareja verdadera”, y se refiere a esas ocasiones en las que un personaje ha tenido varias parejas, pero la que tú crees que es la mejor se convierte en tu OTP. Y ahora que estás preparado, podemos empezar.

Damon y Elena – Crónicas Vampíricas

Podría parecer un simple drama adolescente a los ojos de un extraño y más cuando la serie comenzó durante el boom de los vampiros, pero Damon y Elena, aunque no comenzaron juntos han demostrado una infinidad de veces que su amor es eterno; tanto es así que al abandonar Nina Dobrev la serie, no creímos que fuera posible que Damon se recuperase. Y ahora que estamos hablando de Crónicas Vampíricas podemos dejar de intentar crear una relación entre Caroline y Stefan, cuando todos sabemos que debería estar con Klaus.

Glenn y Maggie – The Walking Dead

The Walking Dead no es la serie más romántica del mundo, sino todo lo contrario, es tan dramática, que la mayoría de las veces cuesta ver lo deprimente que llega a ser. Pero dentro de esa nube negra que es esta serie, Maggie y Glenn nos dieron esperanza. Ahora sabemos que en caso de un apocalipsis zombie lo único que tenemos que hacer es encontrar una granja en medio de la nada y allí nos enamoraremos profundamente de la hija mayor del dueño. Y aunque no acabe bien, siempre se tendrán el uno al otro, o eso tenemos que decirnos para poder dormir por las noches. ¡Maldito Negan!

Jimmy y Gretchen – You´re The Worst

Si somos sinceros, seguramente, lo más seguro sería que estos dos nunca estuviesen en la misma habitación. Pero es bastante relajante saber que incluso las peores personas del mundo tienen una media naranja. Una vez que te subes en el ship de su relación ya no podrás volver a bajarte, y te odiarás a tí mismo por no poder hacerlo, ya que es posiblemente la pareja más disfuncional de la historia de la televisión, y no lo querríamos de otra manera.



Elizabeth y Phillip – The Americans

Dicen que las personas que se quedan a tu lado cuando pasas por tus peores momentos son tus verdaderos amigos, y en el caso de Elizabeth y Phillip, han pasado por algunas de las situaciones más terroríficas que uno puede haber pasado, y aunque todo empezase como una mentira, ser la única persona en la que poder confiar ha creado una de las relaciones más fuertes actualmente en televisión.

Seth y Summer – The O.C.

No nos juzguéis, nos encantan las historia de amor en las que un friki y una de las chicas más populares del instituto se enamoran. Estos dos son protagonistas de alguna de las escenas más épicas que un drama de adolescente nos ha dado, su recreación bajo la lluvia del beso de Spider-man, o el disfraz de Wonder Woman. Y aunque fuera una relación complicada nos alegra saber que al final todo saliera bien.

Alice y Dana – The L Word

The L Word fue y sigue siendo una de las series más polémicas de la historia de la televisión. Y sí, es por lo obvio, que una cadena como Showtime, con un público tan extendido por todo norteamérica de todas las edades, sexos e ideas diferentes, traiga una serie que trate de las idas y venidas de un grupo de amigas lesbianas en mitad de Los Ángeles y sin tapujos, puede causar conmoción a más de uno. Obviamente es algo que no entendemos, The L Word es la perfecta serie de drama y romance, y si os gusta la televisión es de obligado visionado sin duda alguna.

Dentro de esta serie vemos a Dana y Alice, dos amigas desde hace bastante tiempo, muy diferentes entre ellas, pero por causas que no podemos imaginar -en realidad sí pero no os queremos hacer spoiler-, acaban juntas, dándose cuenta de que son la una para la otra. La gran cantidad de parejas que tiene The L word es casi imposible de contar, pero muchos coinciden en algo: Alice y Dana tenían la relación más pura, y aunque el final sea agridulce, nunca se olvidarán la una de la otra.

PD: Aún seguimos llorando.

Verónica y Logan – Veronica Mars

Verónica y Logan, no empezaron de la mejor manera: Verónica era repudiada por todo el mundo, y Logan era simplemente el amigo capullo de su ex. Una vez que se libraron del personaje de Duncan, la relación empezó a ir a lugares que jamás nos hubiéramos imaginado. Hay que tener en cuenta que esta serie creó una de los primeros triángulos amorosos que explotó en Internet, se rompieron amistadas entre los fans de Logan y los que apoyaban a Piz. Gracias a la película sabemos que al final no tuvieron un final feliz, pero eso no significa que no haya todavía chispa entre ellos.

Sawyer y Juliet – Perdidos

Comenzando con un triangulo amoroso entre Jack, Kate y Sawyer. Los creadores de esta serie supieron mantenernos en tensión al añadir a Juliet a la ecuación, separando a Jack de Kate, pero nadie se esperó, al empezar la quinta temporada, que Juliet y Sawyer no solo estuvieran juntos sino enamoradísimos. Es uno de los ejemplos más claros de relación que no sabíamos que queríamos pero una vez vimos, no podíamos vivir si ella, por eso todavía al cerrar los ojos podemos oír a Juliet golpeando la bomba, rompiendo así nuestros corazones.

Cosima y Delphine – Orphan Black

Orphan Black es una serie que lo tiene todo, desde temas de ciencia ficción, pasando por una acción justa y perfecta y una interpretación por parte de Tatiana Maslany digna de cualquier Emmy. Dentro de esta serie, Cosima, una chica estudiosa y que investiga en biología, se topa con una nueva compañera de investigación, la francesa Delphine. Lo que ocurre entre ellas es una mezcla intensa de amor, protección y lealtad que puede gustar más o menos a los usuarios, pero no neguemos la cara que se nos quedó a todos en el último capítulo de la cuarta temporada.

En cualquier caso, la relación de ambas se vuelve muy intensa a medida que van pasando las temporadas, pero el pelo de Delphine sigue siendo perfecto, no os lo vamos a negar. ¡Viva Cophine!

Jess y Nick – New Girl

Solo hay dos palabras que pueden definir esta relación desde el principio, y es, ‘tensión sexual’. Haciéndose primero amigos y después desarrollando una de las relaciones más intensas en una sitcom desde Robin y Ted en Cómo Conocí a Vuestra Madre. Esta pareja parecía ser perfecta, pero si hay algo con lo que no contábamos es con que los guionistas de la serie les hicieran romper por motivos que todavía no llegamos a entender. Pero no hay que preocuparse, porque todavía podría acabar ocurriendo solo hay que eliminar un último obstáculo llamado Megan Fox.

Andy y April – Parks and Recrations

Es verdad que Andy empieza la serie teniendo una relación con Anne, pero como todos los fans de la serie, hacemos como que la primera temporada de esta serie no existe. Por lo tanto, Andy y April son la pareja perfecta desde el comienzo de la serie. Es un ejemplo perfecto para una pareja de dos personas que son extremos opuestos, y no debería funcionar pero que por alguna extraña razón son perfectos el uno para el otro.

Piper y Alex – Orange is The New Black

Si no has estado encerrado o encerrada en una cueva durante estos últimos años, sabrás quienes son Piper y Alex. Piper es la protagonista de Orange is the New Black, el drama carcelario de moda, donde interpreta a una chica que cumple condena voluntariamente por haber seguido las instrucciones ilegales de su ex-romance, Alex, una narcotraficante. Sin quererlo, sus caminos se vuelven a cruzar en la cárcel y vuelven a desarrollar poco a poco la chispa que tenían hace unos años. Su amor no es convencional, pero si os aseguramos que vuestros feels se verán alterados.

Corey y Topanga – Yo y El Mundo

Ellos nos hicieron creer que el amor era real, no podría existir un mundo en el que Corey y Topanga no estuvieran en esta lista. Amigos desde la infancia, pasaron una corta etapa en la que los chicos y las chicas no se gustan, pero una vez empezada no había quien la parase. Y sí, es verdad que no fue siempre fácil, pero nos demostraron que si es por la persona que quieres ningún sacrificio que hagas debería importante. Siguiendo demostrándolo en el spin-off de la serie dándole lecciones de amor a su propia hija.

Jackson y April – Anatomía de Grey

La Santa y el Guaperas, así son generalmente conocidos los componentes de esta singular pareja que al principio rechazábamos, porque ¡cómo iba a estar Jackson con esa chica que solo sabía llorar y rezar! Pero la pareja fue evolucionando, Jackson se fue enamorando, y ella asalvajando, ganando confianza. Tras esa furtiva boda en secreto, Japril – nombre oficial de la pareja- que nos hizo llorar a moco tendido, tenía más fandom que Meredith y Dereck. Esas miradas en los pasillos del hospital, las citas en el cuarto de descanso ¡o incluso en el almacén!… Sin embargo, no pudieron superar los obstáculos que se encontraron, teniendo un final prematuro…

Jon e Igritte – Juego de Tronos

Pobre Jon, no ha tenido la vida más fácil de todas, se crió como el hijo bastardo, y siendo todavía joven decide unirse a la Guardia de la Noche, eligiendo el deber antes que el placer; y cuando creemos que Jon no conocerá nunca el amor, se adentra más haya del muro y conoce a Igritte, enseñándonos desde el principio lo poco que sabe del mundo en comparación a ella. Después de un pequeño romance Jon decide volver a elegir el deber antes que el amor. Y lo peor de todo es que al final acaba viendo morir a la mujer que ama, mientras ella le recuerda que no sabe nada.

Kurt y Blaine – Glee

Fue duro para Kurt encontrar un lugar donde se encontraba seguro, y aunque el Glee club ayudaba, la mayoría de las veces, no habían otros chicos gays a su alrededor para ayudarlo. Al encontrar a Blaine, no solo esto cambió para Kurt, sino que le abrió la puerta hacia el amor, y como en todas las relaciones, nunca es sencillo, y si encima es a distancia, menos. Pero el amor siempre prevalece y Klaine – como son conocidos – nos demostró que lo único que queremos es a alguien con quien cantar ‘Come What May‘.

Marshall y Lily – Como Conocí a Vuestra Madre

A Ted le costó encontrar a su pareja perfecta, y durante las subidas y bajadas que era la vida amorosa de nuestro protagonista siempre podíamos contar con Marshall y Lily, aunque hubieran siete episodios en la segunda temporada donde no todo fuera perfecto. Al final demostraron ser la pareja perfecta, al final nos daba igual con quien estuviera Ted, porque sabíamos que ellos dos acabarían juntos.

Aria y Ezra – Pequeñas Mentirosas

Que en una serie de televisión pensada para adolescentes un profesor se enamore de una alumna no nos resulta nada original y mucho menos nos sorprende, pero el caso de Aria y Ezra ayudó en gran medida a que Pretty Little Liars se convirtiera en lo que es hoy. Si bien A ya era un problema para todas, ver cómo luchaban por su relación a pesar de todo lo que se interpuso en su camino, es digno de remarcar.

Zack y Kelly – Salvados por la Campana

Si viviste los 90′, lo más probable es que en algún momento de tu vida estuviera enamorado de Kelly Kapowski, y seguramente te cabreaba que el pesado de Slater no la dejará en paz, porque, si tú no podías tenerla era Zack quien tenía que acabar con ella. Aunque fue duro durante mucho tiempo, al final Kelly no puedo resistirse y todos pudimos seguir adelante con nuestras vidas al verlos felices y comiendo perdices.

Mitch y  Cam – Modern Family

Hay tres parejas en Modern Family y a la hora de elegir una, nos costó mucho decidirnos, con cuál quedarnos, pues estamos hablando de una familia en la que todas las relaciones son perfectas. Al final acabamos decidiéndonos por Mitch y Cam, ya que no solo son perfectos el uno para el otro, sino que son algo diferentes al resto de parejas que solemos ver en televisión, además de que criaron a Lily y eso se merece todos los premios del mundo.

Jim y Pam – The Office

Jim y Pam durante temporadas demostraron a miles de hombre a lo largo de todo el mundo que era posible salir de la friendzone. Aunque siento fastidiaros vuestros sueños, pero no sois John Krasinski. Fue dura al principio, pero todos nos acordamos de su boda en las cataratas del Niágara, la proposición de matrimonio, y lo más importante de todo, hacer como que los pequeños problemas que tuvieron en las últimas temporadas de la serie, ni siquiera existen.

Riley y Will – Sense8

Él, un policía de Chicago, ella, una Dj irlandesa; ambos conectan por primera vez en una iglesia, físicamente están a miles de kilómetros de distancia. Esta pareja nos ha enseñado que la distancia se supera si el sentimiento es fuerte, si puedes sentirla cerca estando lejos. Han superado barreras enormes, ¡no hablan ni el mismo idioma! Pero se quieren, y aunque a Will le persiguiera el más malo malísimo de una sociedad secreta, cuando se comió todos esos kilómetros que los separaban, llegando a la heladísima Islandia para proteger a Riley que estaba en peligro, acepta que se te cayeron dos lagrimones de felicidad amorosa, y que deseaste ser un sense8, al menos por un día.

Kevin y Winnie – Aquellos Maravillosos Años

Esta serie refleja a la perfección lo complicado que es ser un adolescente. La relación entre Kevin y Winnie fue tratada a la perfección desde su primer beso en el piloto de la serie, aunque rompieron y volvieron juntos innumerables veces. A la mayoría de los adultos les parecerá estúpido pensar que dos adolescentes sintieran esto, pero se querían profundamente. Por eso, spoiler, dolió que al final no acabasen juntos, pero la serie no intenta esconder lo dura es que es la vida muchas veces, y no siempre salen las cosas como quieres.

Willow y Tara –  Buffy, Cazavampiros

Buffy, cazavampiros puso patas arriba la televisión estadounidense cuando en 1999 aparecieron Willow y Tara. Willow es una de las personajes principales de la serie, e interpreta a la chica lista del grupo de amigos de Buffy, quien poco a poco va desarrollando sus habilidades con la magia. Es en un grupo de Wicca cuando conoce a Tara, una chica sensible y tímida con la que acaba teniendo una relación de algo más que amistad. Tanto revolucionó, que es la primera pareja de chicas que salió abiertamente como pareja en una serie de televisión familiar. 18 años han pasado de esto, y todavía podemos saber que ellas están “Under their spell”.

Stiles y Lydia – Teen Wolf 

Uno podría pensar que esta es la típica relación de un súper friki que se enamora de la chica más popular del instituto y hasta un punto, no estarías equivocado, es lo que es, pero en el fondo, todas las cosas por las que Stiles ha ayudado a Lydia a pasar, nos hace pensar que aunque ella no le merezca, queremos tanto a Stiles, que lucharemos por este ship hasta el final de los tiempos.

Homer y Marge –  Los Simpsons

No puede existir una lista sobre parejas sin añadir a el matrimonio más importante de la historia de la televisión. Desde 1990 Los Simpsons, y en espacial Homer, se han ganado un lugar muy especial en nuestro corazón. Pero sí es cierto que para aguantar a un hombre que tales y tantas estupideces, hace falta una gran mujer. Este es el motivo, por el que él y Marge hacen tan buena pareja, ya que por muchas idioteces que haga Homer, los niños pueden depender de que ella sea la madre perfecta.

Iván y Julia – El Internado

Tenemos que admitirlo en las primeras temporadas de la serie, no nos gustaba el personaje de Iván, francamente era bastante capullo. Al llegar Julia, nuestra medium favorita, empezamos a cogerle más cariño al personaje de Iván, ya que gracias a ella empezamos a descubrir su lado más profundo. Además gracias a esta relación pudimos olvidarnos por un tiempo de las desastrosas relaciones de Marcos.

Ross y Rachel – Friends

Vamos a ser del todo sinceros, si esta no es tu OTP máxima, hay dos opciones: la primera no tienes corazón, o la segunda no has visto Friends, y en ese caso no sé qué haces todavía aquí, corre a Netflix, donde la serie está completa. Es la simple historia de un chico que esta enamorado de la mejor amiga de su hermana, pero ella no sabe ni quién es. Después de mucho tiempo, ella se da cuenta de su existencia, y empiezan a salir. Después de que él le pusiera los cuernos – aunque es debatible pues se dieron un tiempo -, se emborrachan y acaban casados en Las Vegas. Tras divorciarse, se vuelven a emborrachar y tienen una hija, y cuando la relación está a punto de arreglarse, ella obtiene un trabajo en París, y aunque él intenta ir a buscarla al aeropuerto, ella se sube al avión, dejándonos con una de las preguntas más importantes de la historia de la televisión. ¿Se bajó del avión?

Y eso es todo, pero no olvides saltar a los comentarios y contarnos cuál de tus parejas favoritas no hemos puesto, o sí no hemos equivocado al elegir una pareja en una determinada serie.

Sobre el autor

Jorge Santos
Tinerfeño nacido en los 90 amante de la física, del cine y sobretodo la televisión, demasiada televisión quizá.

3 Comentarios en "Las 28 mejores parejas de la historia de la televisión"

Deja un comentario.