No estas conectado  


Review de Por 13 Razones (1ª Temporada)

13 REASONS WHY

Un melodrama adolescente es lo que normalmente esperarías al descubrir que esta nueva serie de Netflix trata sobre los problemas de ser uno de ellos en la era moderna, con más ende si os decimos que está basado en una novela para adolescentes. Pero lo que nos encontramos al empezar a ver Por 13 Razones es quizá la representación más realista y dura de ver de lo complicado que es ir a un instituto cuando parece que todo el mundo está en contra tuya.

Si no has visto todavía la serie y estás preocupado por posibles spoilers, no tienes porquehacerlo, este análisis estará casi en su totalidad libre de spoilers, aunque comentaremos algunos puntos importantes de la historia hacia el final, pero avisaremos antes de hacerlo. Por 13 razones es la nueva serie de Netflix basada en la novela homónima que durante los últimos años ha sido uno de los libros más vendidos dentro de la demografía de jóvenes adultos. La obra cuenta la historia de Hannah una joven estudiante que se suicida y deja cintas de casetes explicando las 13 razones por las que acabó decidiendo quitarse la vida. Cuando la historia empieza nos encontramos a Clay un chico que estudiaba con Hannah y al que le ha llegado el turno de escuchar las cintas.

Cuando comenzamos a ver esta serie no sabíamos mucho de ella, habíamos visto el tráiler, y que la serie, además de estar producida por Selena Gómez, en ella participaba el quarterback asiático de Riverdale. Diez minutos después de empezar el primer capítulo ya estábamos enganchados, no había quien lo remediara, esa noche nos la íbamos a pasar sin dormir y bingeando Por 13 razones.

Podríamos hacer el tópico y darte 13 motivos por los que ver esta serie pero en vez de eso queremos comentar los tres elementos convierten a esta serie en una de las mejores series que se han estrenado en este año y puede que de las mejores que ha producido jamás Netflix. El primero y nuestro favorito es el tono de la serie; los dos primeros capítulos de Por 13 Razones están dirigidos por el también productor del show, Tom McCarthy, que ya ganó un Oscar hace unos años por escribir Spotlight y por la que también nominaron su trabajo como director de la película.

La serie se desenvuelve magistralmente como un misterio, ya sabes como va acabar, pero poco a poco te deja conocer detalle a detalle, lo que está ocurriendo en ese mundo y a través de muchos flashbacks que se mezclan entre las historias que relatan las cintas y los que recuerda nuestro protagonista. Pero no solo eso, sino que el estado de ánimo alterado y en tensión de algunos de los personajes que ya han escuchado las cintas hace que no pares de preguntarte “¿qué habrá pasado con ellos?” o “¿qué le habrán hecho a Hannah?” Dirigido de una manera que parece un thriller policial, al nivel de Twin Peaks o True Detective, pero en esta ocasión no hay policías, los únicos detectives intentando descubrir todos los secretos sois Clay y tú, el espectador, que se ve atrapado a continuar con la serie episodio a episodio.

Otra de las claves de Por 13 Razones es la perfecta adaptación que ha hecho del material. Cuando ya tienes un buen material del que sacar tus historias lo único que tienes que hacer es básicamente ‘no cagarla’. Esta historia, que se ganó en su momentos millones de fans alrededor de todo el mundo, pedía a gritos ser adaptada a televisión y eso hicieron en Netflix con una adaptación de la que cientos de series podrían aprender, guardando la substancia de la materia prima pero llevándola mucho más lejos.

El último elemento que hace brillar esta serie, y quizá el que convierte esta serie en un show pivotal para una generación, es que se da cuenta de que lo que muestras a los espectadores se convierte en su realidad y podría haber elegido esconder un par de cosas para hacer la serie más accesible pero decidieron que ser realista y demostrar la verdad sobre problemas como suicidios, y otros más que se discuten en la serie, aunque no es bonito es necesario, como primer paso para educar a una mayoritaria generación joven que la verá.

En cuanto a los actores de la serie la mayoría están espectaculares a lo largo de ella, con algunos pocos desapareciendo en algunos momentos en el brillo de otros. Algunas de las mejores interpretaciones de Por 13 razones vienen de parte de los adolescentes como Christian Navarro como Tony, Justin Prentice como Bryce, Miles Heizer como Alex o Alisha Boe como Jessica. Aunque sin duda destacan en la serie Katherine Langford como Hannah, la cuál seguramente acabará disparada al estrellato en los próximos años, Dylan Minnette como Clay y Brandon Flynn como Justin.

Pero no solo los adolescentes, sino que los adultos también ayudan a estabilizar la serie con momentos menos aptos para todos los públicos, con actuaciones estelares, sobretodo las de las madres tanto de Clay como de Hannah interpretadas por Amy Hargreaves y Kate Walsh, respectivamente. Además de Derek Luke como el consejero del instituto el Sr. Porter.

La serie no es perfecta, padece de la mayoría de los problemas que tienen todas las series de 13 episodios de Netflix, y es que no todas las historias que cuentan son interesantes, y hace que parezcan relleno y reducen la intensidad de la serie, lo que te hace perder un poco de interés durante los últimos episodios de la serie. Pero por suerte rápidamente recobra el ritmo atrapándote hasta el final. Hay otros cosas lejos de la perfección en la serie pero ya las comentaremos con más detalle un poco más adelante con spoilers.

Una de las cosas que más te intrigará de la serie y te hará buscarla nada más terminarla, es la banda sonora, la música complementa tan bien a la serie que algunos momentos se convierte en un personaje principal de ella. Banda Sonora que ya os vamos adelantando y podéis encontrar tanto en iTunes como en Spotify. La música está compuesta por rock alternativo de los 80, hasta llegar a música moderna, teniendo cosas como The Cure o la propia Selena Gomez que además de ser productora en la serie, interpreta dos canciones de la banda sonora.

SPOILERS A CONTINUACIÓN… 

Varios momentos te rompen emocionalmente a lo largo de la serie. Las historias del principio como ella indica tratan de romper su reputación y te ponen en el punto de vista de un adolescente moderno, y lo duro y diferente que es crecer en el mundo tecnológico actual. Los capítulos de la mitad de temporada se basan en, como dice Hannah, romperle el espíritu, y si como ya dijimos antes en comparación al resto de historias carecen de fuerza, y esto hace que la participación de esos personajes parezca en muchos momentos forzada. Pero la última parte, es la que acaba destrozando tu alma por completo.

Un accidente de tráfico, un corazón roto, un suicidio y no solo una, sino dos violaciones. En este punto de la serie, ya todo empieza a ocurrir a toda velocidad, los misterios empiezan a ser relevados. Empiezas a entender sus motivos, las violaciones aunque terriblemente duras de mirar, representan la gravedad e impotencia que siente Hannah, y ver a Clay dándose cuenta de sus errores y lo que debería haber hecho desde un principio si tuviera un poco de valor, te rompe el corazón porque según llega el final te das cada vez más cuenta de que ya conoces el final y no podemos cambiar el pasado y es cuando te inunda el sentimiento de impotencia y te das cuenta de que no puedas hacer nada para cambiar la muerte de Hannah, es entonces cuando la serie decide enterrar todas tus esperanzas enseñándote el suicidio de Hannah de una manera tan realista que harás que no puedas llegar hasta el final.

Por 13 Razones opta por utilizar un final abierto y dejar las cosas preparadas para una posible segunda temporada, pero la pregunta no es si va a haber o no, la pregunta importante es si pueden mantener el nivel de la serie ahora que la serie ha terminado con su narrativa principal de las cintas. ¿Deberían arriesgarse y terminar las historias que dejaron en el aire o deberían tener el valor de intentar cambie el formato de la serie con una posible segunda temporada, para así dejar todas las historias cerradas? Por el momento Netflix no confirmado si tiene intención de renovar la serie.

FIN DE LOS SPOILERS…

En conclusión no es solo Por 13 razones una serie revolucionaria para el género de melodramas de adolescentes sino que es necesaria y representa la realidad de las dificultades de ir a un instituto en el mundo hoy en día, haciendo justicia a la multitud de afectados por el acoso escolar de una manera cruda y real. La creación de esta serie ha estado acompañada de un gran colectivo de psicólogos y trabajadores sociales especializados en estas situaciones de riesgo de exclusión, así como en general el acoso por razón de sexo. La serie no solo ayuda a los padres a saber por lo que están pasando la mayoría de sus hijos, y aunque no esté enfocada a un público puramente adolescente, sí que es una manera buena de no normalizar y sí condenar las situaciones de este tipo que ocurren cada día en cada uno de los institutos.

Por 13 Razones podría definirse en 3 palabras: adictiva, cruda y necesaria.

upPros 5MByjContras
* Las interpretaciones de Katherine Langford y Dylan Minette. * Pierde fuerza a la mitad de temporada.
* Historia adictiva con unos capítulos finales necesarios. * Personajes innecesarios.
* Realismo de la situación a tratar en la serie.

Sobre el autor

Jorge Santos
Tinerfeño nacido en los 90 amante de la física, del cine y sobretodo la televisión, demasiada televisión quizá.

Se el primero en comentar en "Review de Por 13 Razones (1ª Temporada)"

Deja un comentario.